Cultura

Una Mrs Dalloway muy contemporánea.

Clarisa Dalloway (Mrs Dalloway) da una fiesta a la que podéis asistir del 28 de marzo al 5 de mayo, en el Teatro Español de Madrid

Encabeza el reparto como Mrs Dalloway, Blanca Portillo a la dirección artística Carme Portaceli, enamorada de la obra de Virginia Wolf, confiesa que uno de sus libros de cabezera es «Una habitación propia». La presente versión teatral de la obra de Virginia Wolf, «Mrs Dalloway» es una versión inspirada en parte en la película «Las Horas», la cual a su vez se basa en la novela del mismo título de Michael Cunningham. Así pues, la apuesta de Portaceli junto con Michael De Cock y Anna María Ricart en la adaptación escrita, parten de la idea de V. Wolf pero en una adaptación al siglo XXI, con trazos de la novela «Las Horas». Acompañan en el reparto; Anna Moliner, Gabriela Flores, Jordi Collet, Zaira Montes, Manolo Solo, Inma Cuevas y Jimmy Castro.

Mrs Dalloway entra en el siglo XXI, sin embargo, es sólo una cuestión de atrezzo dado que la obra de Wolf es de plena actualidad en su temática y en su fondo. Toca el tema de los sentimientos y las emociones, calladas y auto censuradas en la fría losa de la normalidad. Debajo de esa losa, yace la vida, el dolor y la muerte, quizá esconda también la felicidad, ¿quién sabe? hay que atreverse a levantar la losa para mirar. Clarissa Dalloway hace todo lo que está en su mano para que la losa quede quieta, en los avatares y quehaceres cotidianos, en los preparativos de una fiesta, todo, cualquier cosa es suficiente para no mirar ahí debajo.

La visión que hay del feminismo de los años 20 del siglo pasado y la hoy, es la misma. La sociedad de antes como la de ahora nos ha hecho callar, así pues, solas tenemos que creer en nosotras mismas. Clarissa pierde su apellido para obterner el de su marido Dalloway, con ese cambio, pierde parte de su identidad y de su historia. Quizá signifique perderse a sí misma. Por ello, Mrs Dalloway, hace fiestas, siempre tiene la mente en otra cosa, o en alguien más, para no pensarse ella.

Quienes no hayan leído la novela o visto la película, la obra, se entiende perfectamente. Nos explica claramente lo que pasa cuando no pasa nada. Los silencios llenos de mensajes, el lenguaje corporal sin el cuerpo. ¿Es quizá un día, con sus veinticuatro horas, una vida entera? La sensibilidad y el sentido del humor, la crudeza y la belleza están en escena. Las flores, son un símbolo de lo efímero, la muerte, por ese mismo motivo, tan bellas y apreciadas. La obra representa un homenaje al momento, a la vida y «al aquí y ahora». Y cómo no, a Virginia Wolf. Resuelve muy bien, los espacios temporales (pasado, presente, futuro) una proyección de un reloj, nos recuerda el tiempo efímero e incesante. Los cambios de luz dan clave a la ensoñación y los pensamientos. Los actores cambian, miran al horizonte y hablan con su pasado y lo que pudo ser pero que no fue. Y otra vez, las flores, el río, el tiempo, la locura, el amor. Pero, ¿Quién es Mrs Dalloway?

La muerte no es más que un instante, un momento, ¿y la vida? un día. Mrs Dalloway huye de sí misma y organiza una fiesta para los demás, la fiesta que cubra el silencio de ruido fútil. La superficialidad contrasta con la confrontación de una misma. Mrs Dalloway sonríe a la mañana y piensa «Que mañana tan maravillosa». «Compraré yo misma las flores». Virginia Wolf, pensaba «debe morir alguien en mi libro» , una visión del suicidio que al contrario de lo que se nos da como imagen del mismo habitualmente, deja de ser tragedia sino más bien en una elección necesaria y a tiempo. Su marido Leonard se pregunta, «¿porqué tiene que morir alguien?». «Por que así nos hace apreciar más aún la vida»; contesta Virginia. Así el esfuerzo de quitarle importancia a las cosas, no sirve de nada, la verdad se abre paso ineludiblemente colándose por los huecos que deja siempre lo trivial.

Uno de los estrenos sin duda de la primavera. Estáis del todo invitados a asistir a la fiesta de Mrs Dalloway (Blanca Portillo), que os va robar alguna sonrisa que otra, pero también el corazón.

EQUIPO ARTISTICO

Escenografía – Anna Alcubierre ; Iluminación – David Picazo; Vestuario – Antonio Belart; Música original y espacio sonoro – Jordi Collet; Coreografía – Ferran Carvajal; Diseño de vídeo – Miquel Àngel Raió Diseño de Sonido – Pablo de la Huerga; Ayte. dirección – Eva Redondo Ayte. escenografía- Marta Guedan; Ayte. de Vestuario – Cristina Crespillo Estudiante en prácticas de dirección UCM Laura Fernández.

Realizaciones Escenografía: Pascualin; Vestuario: Petra Porter, Rafael Solis y Mila González.

Como siempre hay actividades para aquellos que quieran indagar en la obra. El 11 de abril habrá un coloquio y encuentro con el público presentado y moderado por Almudena Grandes para cualquier persona interesada haya asistido a la representación o no. Además el 23 de abril con la colaboración de la Filmoteca Española a las 17:30 se proyectará «Las Horas» película de Stephen Daldry, con la que Nicole Kidman ganó un Oscar. Asistirán a la proyección Carme Portaceli y el actor de la obra Manolo Solo. Y se sorteará una entrada doble entre los asistentes. Todo gratuito hasta completar el aforo.

Nos vemos en los Teatros!!! BGD 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.