La Cultura es un bien imperecedero y muy valioso. Posicionar el interés por la cultura al nivel del fútbol.
BGD

Analogía del crecimiento del bambú

cinco años de espera, para crecer 32 m al mes.

El bambú es el árbol que más crece (32 metros al mes), existen muchas variedades entre las cuales hay diferencias, pero todas ellas tardan años en brotar la primera rama, incluso en alguna variedad alcanzan los 5 años de espera. ¿Puedes imaginarte a quien ha plantado la semilla y no ocurre nada año tras año? Pensará que no crecerá nada, lo plantó mal e incluso lo destruirá para volverlo a hacer.

El crecimiento del bambú además es muy especial y único en todas sus variedades. Se relaciona de forma distinta con el espacio tiempo desde que se planta la semilla hasta su crecimiento, es como si la raíz tomara su tiempo para conocer la zona donde va a vivir y crecer y analizara en profundidad el terreno para modificar su estrategia, ¡es fabuloso! La analogía del crecimiento del bambú se utiliza mucho en la escuelas de negocio para explicar la relación de resultados, trabajo y beneficios.

Veamos porqué:

Tener una semilla podría ser análogo a una idea, abono y riego, podría ser el trabajo, paciencia, no rendirse jamás. La idea de por qué se usa la analogía del bambú es la siguiente; Al plantar la semilla el agricultor puede aburrirse  día tras día durante años de ver que no ocurre nada. Esto es por qué el bambú (bamboo) crece (grows) hacia abajo con raíces profundas (deep) con gran extensión, que luego soporten la flexibilidad y la gran altura del árbol, así como su exponencial crecimiento pasado el tiempo de tener la raíz óptima.

Esto es muy interesante para cualquier proyecto empresarial dado que es aplicable a modo de operar de un “Start Up”. Pero también a las personas en su evolución de vida. Ya sean proyectos personales familiares, retos, aprendizaje. Podría también aplicarse al movimiento Feminista actual, donde la mujer poco a poco (con muchos obstáculos) va mejorando su situación hacia la tan deseada igualdad con mucho esfuerzo. Y no digamos ya en algunos países, todas tenemos en mente cuales son. Queda aún mucho por hacer. Cual Bambú, pacientemente dejaremos en esta primera etapa del siglo XXI,  que nuestra raíz afiance todo un entramado interno, así no nos podrán doblegar ni tampoco romper.

El bambú además puede convertirse en ropa, muebles, casas, utensilios de cocina, suelo, comida. Su versatilidad y multiusos lo hacen merecedor de nuestro nombre y admiración. La metáfora del bambú nos encanta y queremos trasmitir todo eso en los diversos temas que tratamos.

En los negocios y también en lo personal, los triunfos inesperados N. Nicholas Taleb los llama los cisnes negros, a veces no se mantienen en el tiempo, son efímeros quizá por esa falta de sustento en la raíz.  Aunque también esta teoría llamada cisne negro pueden ser fracasos inesperados. Igual que suben alto y pronto, bajan de la misma forma. Sin embargo, cuando una tiene una raíz poderosa y profunda, los malos y fuertes vientos, tempestades, la negatividad de otros que intentan tumbarnos será fútil. Y como el bambú que crece nos mantendremos flotantes al viento danzando su ritmo, incluso tomando impulso con él. Lo que nos quería derrotar lo usaremos para avanzar más rápido y mejor. Con una fuerte y profunda raíz ya nada nos va a parar.

Hasta la próxima 😉

BGD

Join the discussion

  1. sonia gruben

    Qué preciosa analogía… no la conocía y te agradezco el poder hacerlo hoy.

    Cuanto más profunda y ancha la consciencia, mayor la paciencia y la seguridad.
    De no ser así, crecer alto puede significar quebrarse en la dificultad, lo hemos visto tantas veces…

    Las mujeres venimos siendo quienes ponemos en marcha la sociedad nutriendo, cuidando y construyendo pero no nos queremos quedar en el lado invisible, queremos ser legitimadas y reconocidas como nada más y nada menos que LA MITAD DE LA HUMANIDAD. Esto es de verdad el feminismo. Igualdad de derechos y oportunidades.

    Y algo más….

    La “verdadera revolución feminista” será cuando ellos se arremanguen, laven, planchen, cocinen, limpien, cuiden, críen y acompañen al igual que lo hemos hecho siempre nosotras. Sin sentir que son menos, sino más PERSONA.

    Abrazo y enhorabuena por el blog.
    Sonia

    • BGD

      Gracias Sonia por tu amable comentario. Desde la pedagogía y la educación es nuestra intención en Bamboo Grows Deep, poner un grano de arena a tanto por hacer aún en la igualdad de derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *