Boom!

El dictamen del Grupo de Lima para Venezuela es parte de la guerra psicológica.

El resultado de la reunión del Grupo de Lima sobre Venezuela puede calificarse como una parte de la guerra psicológica entre el mandatario Nicolás Maduro y la oposición encabezada por el jefe del Legislativo, Juan Guaidó, dijo a Víctor Jeifets, profesor de la Facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad de San Petersburgo.

El Grupo de Lima reunido el 4 de febrero instó a la comunidad internacional a no permitir que el Gobierno de Maduro efectúe operaciones financieras y comerciales en el extranjero y pidió a las Fuerzas Armadas venezolanas mostrar lealtad al autoproclamado presidente Guaidó.

«Estaba claro que tarde o temprano eso tenía que suceder, porque los países del Grupo de Lima, excepto México, reconocen a Guaidó como presidente interino de Venezuela (…), es la continuación de la presión que se ejerce sobre el Gobierno de Maduro», declaró el profesor.

El propio Maduro señalo que el proceder del Grupo de Lima le «dio ganas de vomitar y de reír».

Al comentar la situación conformada, Heifets dijo que «se libra una guerra psicológica por ambas partes, el que la gane podrá obtener un apoyo político adicional» y también constató que se ejerce presión sobre el Ejército y se intenta persuadir a la población a que apoye a una u otra parte.

El Grupo de Lima surgió en agosto de 2017 para hacer seguimiento permanente a Venezuela y ejercer presión sobre «el régimen ilegítimo» de Nicolás Maduro; al comienzo lo integraron 12 países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, más tarde se les unieron Guyana y Santa Lucía.

El 23 de enero, el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento venezolano de mayoría opositora), Juan Guaidó, se autoproclamó «presidente encargado del país» por el período del ejercicio del Gobierno provisional.

EEUU y otros países anunciaron que reconocen a Guaidó y exigieron que Maduro, cuya elección al puesto de jefe de Estado califican como ilegítima, no recurra al uso de la fuerza contra la oposición.

Maduro afirmó ser presidente constitucional y tachó de «marioneta de EEUU» a Guaidó.

Rusia, China y otros Estados expresaron su apoyo a Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela, una fuente de Sputnik en Bruselas informó el lunes que Italia bloqueó la declaración de la Unión Europea sobre el reconocimiento de Guaido como presidente interino de Venezuela.

Redacción BGD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.