Por fuera

Trucos para parecer más delgada.

Con la llegada del buen tiempo (algunos lo llaman calor), la gente enseña más el cuerpo para poder aguantar las altas temperaturas. El daño colateral es mostrar aquellos defectillos que resultan difíciles de disimular. Aunque cada vez son más las personas que orgullosas muestran lorzas de carnes sobresalientes a través de sus minúsculos shorts.

Para aquellas que aún quieren intentar disimular, aunque no se disponga de un peso ideal, simplemente hay que conocer nuestro propio cuerpo para saber sacarle todo el partido posible, disimulando esos posibles kilos de más. Por ello, a continuación se facilitan unos consejos o trucos de cómo vestirse para parecer más delgada. Pero, insistimos que, si lo que quieres es adelgazar, ¡hazlo! es lo mejor. Sin obsesionarse, tener un peso acorde con nuestra morfología.

Por suerte, existen numerosos trucos de estilismo que resultan importantes para dejar de lado los complejos, que generalmente se relacionan con tener barriga de más, poco o mucho pecho, poca o demasiada altura y caderas anchas o demasiado estrechas, etcétera. Así, es conveniente tener en cuenta las siguientes pautas:

  • No demasiado colorido, utilizar monocolor. ¡No es «Rocket Science»! si empleas prendas de un solo color o de iguales tonos, crearás un efecto óptico de altura y al “alargar”, pareciendo «más delgada».
  • Estampados. En el verano se usan prendas más coloridas, estampados de todo tipo (flores, frutas, rayas, geométricos etc.). Pero, si lo que se busca es aparentar mayor esbeltez, No a la telas con diseños grandes, grandes estampados. Pero si eres muy fan de el eterno estilo marinero en todo tipo de prendas, chaquetas, camisetas, blusas, pantalones, bermudas, bikinis, etc. Hay que saber que las líneas horizontales “engordan” y las verticales “adelgazan” muy simple y de sentido común. Muchas gente suele abusar del color negro por que les hace parecer más delgados, pero el secreto es saber combinarlo con otros colores para disimular y realzar todo lo que se desee.
  • Tejidos. Éstos son muy importantes. Hay que saber que: las telas gruesas engordan, aunque en verano no se emplean muchas telas gruesas, son todas más bien ligeras o de algodón. Aún así elegir tejidos “flojos”, pero con cuerpo.

Enseña y resalta lo mejor de ti. Aquellas partes que más nos gustan, éstas podrían ser, las piernas, el busto, la espalda, los hombros etc. Una vez seleccionada la parte más bonita, se elije la ropa que favorezca y resalte dicha parte. Es desviar la mirada a los puntos que nos interesan. El viejo truco. La gran Sara Montiel, llevaba los dedos de la mano llena de anillos increiblemente llamativos, su secreto, «no le gustaban sus manos».

Disimular tripa. Se aconseja el uso de vestidos, prendas sueltas, blusones y nunca, cinturones en la cintura. La ropa tiene que intuir la cintura, pero evitando atraer la atención al vientre.

Evitar pantalones con pinzas. Las pinzas se abrirán y quedará fatal. Es preferible utilizar ropa floja, suelta, que no se pegue mucho al cuerpo y, si puede ser, que no tenga mucha forma.

Caderas anchas. Para las caderas anchas, hay que evitar las prendas ajustadas y chaquetas o camisas que lleguen exactamente a la altura de la cadera o por la cintura. Es preferible emplearlas algo más largas, para alargar a su vez la figura, pareciendo más esbelta y delgada.

Las faldas evasé, que marquen la cintura pero con tejido rígido y acampanada un poquito, deja en el misterio lo que hay debajo. Sirven tanto para personas con caderas estrechas como para las que las tienen anchas, ya que no se define el contorno. Si hay que tener en cuenta que no son convenientes cuando existe sobrepeso. Pues hará efecto mesa camilla.

Aumentar o disminuir el pecho. Déjate en manos de expertas, lo que hay que hacer primero es elegir la talla adecuada de sujetador. Si se quiere aumentar el pecho, hay que utilizar copas que sean rígidas, mejor con un poco de relleno,utiliza frunces en las camisas, volantitos y apliques en camisetas etc, así como, emplear vestidos con cortes debajo del pecho que “enmarcan” el busto y escotes no muy abiertos.

Si se busca disimular el exceso de pecho, lo mismo que decíamos anteriormente, la talla de sujetador adecuada, con una forma que favorezca, es decir, que recoja bien el pecho para que no sobresalga el exceso del mismo en la parte superior, quedaría muy embutido, el efecto sería de más «pechuga». No ceñir mucho las tiras del sujetador en la espalda, ya que harán que se formen lorzas; en las tiras del hombro si se suben demasiado nos posicionará el pecho en la garganta dando una sensación de todavía más volumen.

El escote perfecto para parecer más delgada es el escote en V, disimula el pecho grande y afina el rostro. Nunca se recomendarán escotes palabra de honor o de los tops estilo halter.

  • Culo prominente. Ahora están de moda por el personaje que todas tenemos en mente justo en este momento. Aún así si lo que quieres es disimular lo mejor es apostar por los pantalones rectos con bolsillos traseros, atenúen el volumen, y si tienen bordados en esta zona, mucho mejor. Además, el pantalón recto ofrece sensación de cintura delgada y alargamiento la pierna, estilizando la figura. No a los vaqueros de cintura baja y los cinturones muy anchos, siempre es mejor los que tienen el bajo un poco mas ancho. El cinturón siempre del mismo color que el pantalón. Es más aconsejable el uso de las faldas con vuelo.
  • Vestidos sueltos. Además son súper cómodos, conseguirás ir fresca, cómoda y disimulando aquellas partes menos bonitas de su figura.
  • Calzado alto. Lo sé hace calor los piés son hinchan más pero si tienes un evento o fiesta resaltarás mejor la figura; el truco es llevar unos planos en el bolso para luego.

Esperamos que te hayan sido de utilidad estos consejillos. Pero claro, lo de siempre, lo mejor de todo es estar bien con uno mismo y ser feliz… con un ápice de sentido estético. ¡Por favor!

😉 Feliz Calor! BGD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *