Teatro

El Centro Dramático Nacional estrena «El bar que se tragó a todos los españoles».

Alfredo Sanzol dirige su nueva obra, una road play inspirada en la vida de su propio padre que narra el periplo de un sacerdote navarro que decide secularizarse y reconstruir su vida

La nueva producción del Dramático podrá verse entre el 12 de febrero y el 4 de abril en el Teatro Valle-Inclán

“Esta historia está inspirada en las aventuras de mi padre; fue cura y nunca llegué a hablar con él del tema. De alguna manera esta función quiere restituir ese silencio. Es un homenaje a la fuerza y a la valentía que tuvo para darse a sí mismo una segunda oportunidad”. Alfredo Sanzol define así el trasfondo de El bar que se tragó a todos los españoles, su nueva pieza y primera creación como director del Centro Dramático Nacional, que dirige en el Teatro Valle-Inclán

Ambientada en los años 60, la obra ofrece un retrato de los últimos años del franquismo en clave de comedia a través de las vivencias de un cura navarro que con 33 años siente la necesidad de reconstruir su vida, así que decide dejar el sacerdocio, y viajar a Estados Unidos para aprender inglés y marketing. “Su motor principal es descubrir qué es la libertad para poder sentirse dueño de su vida”, apunta Sanzol, para quien “la historia de Jorge Arizmendi es una historia de crecimiento y transformación personal que simboliza la historia de crecimiento y transformación personal de toda una sociedad”.

Sanzol dirige a un elenco coral integrado por: Francesco Carril en el papel de Jorge Arizmendi, al que acompañan Elena González, Natalia Huarte, David Lorente, Nuria Mencía, Jesús Noguero, Albert Ribalta, Jimmy Roca y Camila Viyuela, quienes despliegan hasta cincuenta personajes de las más variadas características. Curas, camareros, cantantes de blues, mangantes, un gurú del marketing, escritoras, telefonistas, rancheros y hasta el propio Martin Luther King componen este universo de voces que acompañan al protagonista en su viaje personal y físico que nos lleva desde Navarra hasta la América profunda y desde Madrid hasta el mismo Vaticano.

La “escenografía maravillosa” de Alejandro Andújar –responsable también del vestuario-, “un bar que se va transformando y es un personaje más de la función”, pasando por la “potente caracterización” de los personajes a cargo de Chema Noci o la iluminación de Pedro Yagüe hasta la música de Fernando Velázquez y el diseño de sonido de Sandra Vicente, que “crean una atmósfera muy bestia que despierta las ganas de quedarte con los personajes en ese mundo”, concluye el director y dramaturgo.

Desde el 12 de febrero en el Teatro Valle-Inclán, donde estará hasta el 4 de abril.

Próxima gira Teatro Central, Sevilla, 10 y 11 abril 2021 Auditorio de Galicia, Santiago de Compostela, 16 y 17 abril 2021 Teatro Principal, Valencia, del 23 al 25 abril 2021 Teatre Lliure, Barcelona, del 28 de abril al 2 de mayo de 2021 Teatro Gayarre, Pamplona, 7 y 8 de mayo de 2021

BGD 😉 Nos vemos en los Teatros!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.