Cultura

PULMONES. Teatro Valle-Inclán / Sala El Mirlo Blanco

Funciones Del 19 de noviembre al 8 de diciembre de 2019 De martes a domingo a las 18:00 h. Encuentro con el equipo artístico Martes 26 de noviembre de 2019

De Duncan Macmillan; Traducción María Caudevilla; Dirección José María Esbec.

Pertinente espectáculo venido en un momento crucial y oportuno. Desde que Chile pasó el testigo a Madrid de la Cumbre Mundial sobre la Emergencia Climática a causa de las protestas y el proclamdo estado de sitio. Se avecina un par de semanas interesantes del 2 al 13 de diciembre. Así pues, quizá sin saberlo, ¡bingo! Pulmones y el CDN han dado en la diana. Plantea un tema social, familiar, amoroso que mucho tiene que ver con el cambio climático. Pues como todo en este mundo, cualquier gesto o decisión del ser humano repercute en el mundo, el llamado efecto mariposa, puede ser. Lo que está claro es que sin una responsabilidad individual, no se puede llevar a una revolución colectiva efectiva. Salir a manifestarse está muy bien, pero si no predicamos con el ejemplo…. mal vamos. Interesante planteamiento de esta obra tan oportuna.

Es en la apnea donde uno pierde fácilmente la noción del tiempo. Si hemos experimentado la falta de oxígeno, reconoceremos que, durante nuestra agonía, el tiempo es fuera más sosegado; dentro, por el contrario, una vorágine. En esa vorágine de una inspiración contenida ocurre Pulmones (la vida): el drama de una pareja que se desestabiliza al plantearse el impacto medioambiental que implica traer un hijo al mundo. De este pensamiento nace la denuncia hacia la conciencia de una sociedad distraída –o quizá vencida– que elude responsabilidades al creer que todo está perdido y que ni siquiera indaga en qué somos y a dónde vamos.

Con la conciencia ecológica como revulsivo contra el apocalipsis, Macmillan nos habla también del miedo, de la parálisis que provoca el conocimiento y del error como aprendizaje. Pero ante todo nos habla del amor: el amor como bálsamo. Estamos, pues, ante un epítome perfecto de nuestro tiempo o, en sus propias palabras, ante “una única conversación que abarca toda una vida”. Como dice el antropólogo Bruno Latour, quizá no sea el momento para plantear dudas, ni de proponer políticas, sino de hacer revoluciones. Y a diario. Para ello, cojamos oxígeno. Valgámonos de nuestros pulmones.

Reparto; Zaida Alonso y Alberto Amarilla. Escenografía y vestuario; José María Esbec Petros Lappas. Iluminación; Tomás Ezquerra. Diseño de vídeo; Miguel Álvarez G. Ayudante de dirección; María Caudevilla. Fotografía; marcosGpunto. Diseño de cartel; Javier Jaén

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.