Arte

Teatro Real estrena hoy la ópera “Dead Man Walking” de Jake Heggie con 6 únicas funciones.

Todos recordamos la película “Pena de Muerte” de Tim Robbins, ganadora de premios y alabada por la crítica. Ahora la historia real se viste de música, para hacernos vibrar en el asiento con esta Ópera sobrecogedora.

Dead Man Walking” (Ahí va el hombre muerto) es una frase desgarradora que se utiliza en las prisiones americanas a los sentenciados a pena de muerte. Joseph DeRocher interpretado por el barítono Michael Mayes, en su personaje “fetiche”, pues ya lo ha interpretado en más de una ocasión con un gran éxito. ¿Joseph era culpable? sí, pero su muerte no ha solucionado nada. Hoy día hay unos 2000 hombres en el corredor de la muerte en los Estados Unidos. Joseph tuvo una vida complicada lejos de los privilegios que gozan las clases medias y altas en los Estados Unidos. Joseph era un hombre inculto y sin educación, ¿esto le justifica? no, sin duda no le justifica su acto criminal, pero sí pone sobre la mesa un problema no sólo de Estados Unidos pero mundial. La falta de educación y de oportunidades no ayuda a que las personas más desfavorecidas tengan una vida plena y buena, puesto que vivimos en sociedad, nos afecta a todos. Todos podríamos ser víctimas y verdugos.

Michael Mayes se graduó en la University North Texas. Ha actuado para las más grandes compañías de ópera de los Estados Unidos, a lo largo y ancho del país. De entre sus personajes destacamos, Figaro de “Il barbieri di Siviglia”, Scarpia de “Tosca”, Sharpless de “Madame Butterfly” entre otros tantos. Ahora triunfa en esta joya del siglo XX. Y decimos siglo XX aunque el estreno fue un 7 de octubre de 2000, por que se comenzó a fraguar en el año 1997, cuando Terrence McNally sugirió por primera vez el tema del libro “Dead Man Walking” para su primera ópera.

Dead Man Walking ya ha triunfado en sus más de 300 funciones en 5 continentes. Alabada por igual por el público y la crítica levanta pasiones allá a donde va. Acercando la ópera al gran público dada la actualidad del tema. No lejos de controversias y polémica especialmente en los Estados Unidos, donde sólo en los últimos años se ha abierto un debate sobre la abolición de la pena de muerte. Antes, no era un tema cuestionable, estaba en la ley como castigo último en casos de asesinatos.

Ahora bien, la ópera plantea una cuestión importante; ¿estamos a favor de la venganza o del perdón? La ópera habla de la redención, en palabras de la propia Hermana Helen Prejean -“el crimen que comete Joseph DeRocher es terrible y estoy con las víctimas, pero tenemos que darnos cuenta que el crimen nunca puede estar por encima del ser humano, y que el perdón a quien nos ha hecho daño, no es fácil, eso lo sé, pero el perdón a uno mismo es el más difícil y complicado. Me pasé días y semanas, meses y años diciendo a un lado y a otro (víctimas y “monstruo”) lo siento, lo siento, lo siento.-“

El libreto de la ópera está escrito por Terrence McNally, así como en el caso del compositor Jake Heggie, ésta era su primera ópera, también era el primer libro escrito por la Hermana Helen. Todos ellos han puesto el alma en esta obra. La dirección musical corre a cargo de Mark Wigglesworth. La dirección de escena por Leonard Foglia y la escenografía por Michael Mcgarty. Ésta última está diseñada de forma que acompaña al espectador a penetrar en la historia y a volar con la música. La pantalla con imágenes del viaje de la Hermana Helen a la prisión de Angola, nos pone en perspectiva de cómo fue ese viaje caluroso e inseguro, cuyo destino no estaba nada claro.

Los versos del libreto y las notas musicales nos cuentan, junto con la escenografía y las imágenes proyectadas, las incertidumbres y miedos que acompañan a la Hermana Helen Prejean. Quien pese a todo pronóstico y opinión  decide visitar a este condenado a muerte con quien previamente se ha estado escribiendo cartas. -“La Ópera es el resultado perfecto y sublime de todas las artes juntas”- dice la Hermana, cuya música a veces tararea ella misma. Interpreta a la Hermana, Joyce DiDonato, conocida mezzosoprano, de las más aplaudidas en la actualidad, con una larga trayectoria profesional por Asia, Europa, y como no, América. Además ha sido galardonada con varios premios Grammy. ¡Qué decir más de esta extraordinaria artista! es una oportunidad excelente de verla en las 6 únicas funciones que abrá de Dead Man Walking en el Teatro Real.

Nos gustaría destacar además a la mezzosoprano Maria Zifchak, quien interpreta el complicado papel de la madre del condenado, la Señora DeRocher (Mrs DeRocher). En el aria que canta en el juicio con los padres de las víctimas presentes, dice así: -“No hemos ya todos, sufrido bastante”- es desgarrador el dolor, la frustración y la pena que emana de la voz de Maria Zifchak. El sufrimiento de perder a un hijo y el dolor de pensar que tu hijo es un asesino, junto al amor que inevitablemente siente, se entrelazan en una emoción increíble, no deja indiferente al espectador.

Más allá del espectáculo, ésta ópera contiene un significado político, dada la lucha que ha llevado y lleva la Hermana Helen Prejean por todos y cada uno de los estados de Estados Unidos. Además hoy en el estreno se cuenta con su presencia. La realidad de su día a día continúa en el camino a la abolición de la pena de muerte. Hoy sigue acompañando a los condenados hasta su día final. Ha visto el horror con sus propios ojos, pensando que no sirve para mitigar el dolor a quienes sufren la pérdida de los seres queridos,  un hijo o hija, hermano, hermana etc. Ha experimentado en su propia piel la futilidad de la pena de muerte. No quita el dolor de la pérdida y tampoco da descanso a las víctimas. Por el contrario contamina y aumenta su dolor durante los años que puede durar el proceso hasta la inyección letal. Sin permitirles el descanso y el perdón, recuerdan cada día el asesinato de su ser o seres queridos, hasta el final, que no es otro que ver morir al monstruo que asesinó a ese ser querido. ¿Y ahora qué? ¿se sienten mejor? ¿la venganza les ha resarcido su dolor? ¿les ha devuelto la paz?

En el ojo por ojo al final terminaremos viviendo en un mundo de tuertos.

Join the discussion

  1. Pingback: Teatro Real de Madrid estrena mañana 13 de Febrero, "Street Scene" obra en dos actos de Kurt Weill - Cultura Soynadie Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *