Cultura. Noticias. Salud y Belleza. Historias reales y sueños. Relaciones. La vida es un cúmulo de decisiones que afectan a nuestra forma de ser y pensar.
Cool-tura

Teatro Español, sala Margarita Xirgu. Del 22 de Noviembre al 23 de Diciembre: “La Puta de las Mil Noches” con Natalia Dicenta y Ramón Langa

Representación de:”La Puta de la Mil Noches” texto de Juana Escabias. Escrita en el año 2010, esta obra recibió V Premio para textos dramáticos, El Espectáculo Teatral de 2011. Texto que tuvo que modificar su título original al de “Apología del Amor”.

De izquierda a derecha: Juan Estelrich, Natalia Dicenta, Ramón Langa y Juana Escabias

Hoy llega al Español con su título original. Lo dirige Juan Estelrich, que cuenta con la compañía en la interpretación de Natalia Dicenta y Ramón Langa. Ambos generan una química explosiva en el escenario. Escoltados por una gran pantalla con imágenes que refuerzan la puesta en escena, casi a modo cinematográfico.

Un lugar recóndito y aislado, un encuentro de una noche entre una prostituta y su cliente, dinero, poder, lujo, fantasía, dolor, y más… El alto voltaje de las escenas, donde la crudeza y la exposición explícita en ocasiones, tanto del cuerpo como del alma hace que el público presencie una acción que desafortunadamente es más realidad que ficción en el mundo que vivimos.

El tema de la prostitución es hoy día debate presente en los medios de comunicación. Se han debatido temas como la legalización o la ilegalización de lo que llaman la “profesión” más antigua del mundo. Se ha debatido acerca de la visualización de los problemas a los que estas personas que ejercen la prostitución se enfrentan. Se ha hablado sobre la visibilidad de los que consumen estos “servicios” y del porqué nunca son expuestos. Se ha discutido sobre los derechos y/o deberes fiscales, asemenjándolos a otros países donde la prostitución está “legalizada”, “regularizada”.

Se habla mucho pero aún no es suficiente. Parecen que quedaran siempre huecos sin cubrir sobre el tema. El debate gira en torno casi siempre a ellas, las prostitutas, sin duda, muy  importante; pero, ¿qué hay de ellos, los clientes? Generalmente es así como se reparte el género (sexo) ellas son las putas, ellos los clientes, aunque no es así siempre, sí es así en la mayoría de los casos. Para no pecar de injustos, pongamos pues, la cosa de la siguiente manera; quien paga y quien cobra, independientemente del sexo. Es aquí el meollo de la cuestión, el poder, el dinero como arma y el control sobre el que está en posición más débil. Incluso entre las mismas personas que ejercen la prostitución no hay un consenso sobre el tema, de sí legalizarla o no, o si ejercer la prostitución es una elección de la mujer (o hombre) o un “comercio” injusto. Tendríamos que hablar dentro de la prostitución de tipos de la misma, en el sentido que hasta en las cosas más inesperadas hay niveles; alto standing o la puta de la calle. Aunque en esencia se reduce a lo mismo, las formas y niveles no son iguales.

En la obra teatral, el dinero es un personaje más. Está entre los dos protagonistas desvelando su posición de poder y deseo de poseerlo. ¿Qué no seríamos capaces de hacer por una cantidad desorbitada de dinero cuando no tenemos alternativas? ¿Cuando decidimos que no tenemos esas alternativas? Siempre se ha oido por ahí y por allá, que ejercer la prostitución es la vía “fácil” de ganarse la vida. Curiosa palabra; “Fácil”. Imaginamos que ese término se usa por que no requiere de ….. digamos …. estudios y/o intermediarios. Lo decides sin más. Luego todo se convierte en difícil. Los peligros que se corren ejerciéndola, incluso a perder la vida, el estigma social (por otra parte algo hipócrita), la autoestima. ¿Puede esa cantidad de dinero salvar todas esas objecciones? ¿Juegas?

El juego es muy arriesgado, pero, quien no arriesga no gana, ¿no? tampoco pierde, ¿tampoco pierde?…….. Al personaje femenino de la obra, la cantidad exorbitada de dinero que el cliente ofrece, bien le vale arriesgar y juega. Todo es un juego planteado como simple herramienta de poder tanto económico, social como psicológico. Varios elementos se entrelazan para generar un ambiente agobiante, asfixiante y morboso del que no podemos ya escapar.

Él es ese tipo de cliente para el que sólo sexo no tiene ningún sentido, quiere más. El poder social y/o el dinero hace que estas personas tengan acceso a todo, ya están hartos y aburridos, no hay nada que les satisfaga y su psique se enferma y se distorsiona. Él plantea el juego con el cepo del dinero, sabe que no se podrá resistir, él juega a ganar.  Ella juega a pesar de saber que no contralará las reglas del juego. El poderoso efecto que el dinero genera en la protagonista femenina es más grande que cualquier resquicio de duda o de sentido común. Acepta el juego, ya no hay marcha atrás.

EQUIPO ARTÍSTICO

Diseño de Iluminación; Nicolás Fischtel

Música Original; Raúl Gama

Diseño de escenografía; Juan Estelrich

Ayudante de escenografía y vestuario; Elisa Marinas y Alba Espinosa

Dirección Audiovisual; Juan Estelrich

Fotografía; Leticia Hueda

Maquillaje; África de la Llave

Peluquería; Ana Honrubia (Pompa)

Producción Ejecutiva; Pepe Claudio

Es una Producción del Teatro Español, Picueño S.L. y Teatro Sonámbulo

NOTA IMPORTANTE:

Dentro de las actividades del Teatro Español, habrá un encuentro con el público después de la función del día 13 de Diciembre (entrada gratuita al debate hasta completar aforo). Presenta y modera, la escritora Almudena Grandes.

BGD 😉 Hasta pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *