Cool-tura

Teatro Español. Dos obras imprescindibles. Hasta el 13 de Octubre.

Sala Margarita Xirgu; «Lo nunca visto»

Dramatrugia de José Troncoso, es una producción de La Estampida. La función se plantea la realidad en la que vivimos; ¿Cómo nos hemos convertido en lo que somos? ¿Somo dueños de nuestras decisiones e, incluso, de nuestro destino? ¿Tenemos aún esperanza? «Lo nunca visto» transforma lo invisible en visible, y viceversa, y nos lleva a plantearnos las situaciones más duras y desconcertantes, en tesituras donde aún como seres humanos, por muy acabados que parezcamos, poseemos la capacidad de sorprendernos a nosotros mismos.

La vida misma ahoga a una profesora de danza y teatro para niñas, por impagos está a un paso del cierre de su escuela. ¿Se hunde? no, para nada, decide montar un espectáculo para revolucionar el arte contemporáneo y recuperar así, lo que un día fue. Sin talento, sin dinero y ya sin alumnas en sus aulas, se lanza a la búsqueda de artistas comprometidas con la causa, su causa. La llamada sólo la responden dos de sus alumnas; una yonqui gallega y un ama de casa que se ha escapado de algún horror.

La Compañía La Estampida, es el resultado de unificar las energías y trayectorias de un conjunto de creadores con un lenguaje e ideas comunes. Bajo la esencia de laboratorio de creación, sus integrantes, procedentes de diferentes disciplinas y formaciones, ponen al servicio de cada uno de sus espectáculos sus inquietudes y trayectorias, unificándose bajo un lenguaje común y propio: la técnica de «El Juego» del maestro Philippe Gaulier. Esta Compañia fue candidata con la ya afamada obra «Las Princesas del Pacífico» a los XIX Premio Max al mejor Espectáculo Revelación y Mejor Autoría. También en la nominación Mejor Autoría en los III Premios Lorca de Teatro Andaluz en 2017.

Saldrán del Teatro con la sensación de ver algo tan sórdido como bello. La belleza descansa lo auténtico y genuino del ser humano en todas sus dimensiones, los momentos más duros, traen consigo nuevos horizontes. Estos personajes se aferran a la vida y al arte (lo tengan o no) de una forma admirable. Nos hacen reír para luego hacernos pensar en lo duro de la situación. La vida ya no vuelve hacia atrás, pero estos personajes se niegan a aceptarse tal como son en su crudeza y desesperación. Desafiando al tiempo hacen de sus recuerdos algo que sea un poco más llevadero. Enfrentarse al espejo no es nada fácil. Pero, hacen un esfuerzo para verse y aceptarse tal y como son, para así, liberarse de ellas mismas ¡No os la podéis perder!

REPARTO

Belén Ponce de León ,Alicia Rodríguez, Ana Turpin

EQUIPO ARTISTICO

Iluminación; Juanan Morales. Escenografía; Juan Sebastián Domínguez. Diseño vestuario y caracterización; Miguel Ángel Milán. Fotografía y Audiovisual; Susana Martín. Ayte. Dirección; Borja Roces. Productor Ejecutivo; Kike Gómez

En la Sala Principal del Teatro; «El Sirviente» de Robin Maugham.

Tony, un londinense de fortuna, contrata Hugo Barret como su criado. Al comienzo, Barret parece tomar con tranquilidad su nuevo trabajo, y él y Tony forman un vínculo tranquilo, manteniendo ambos su posición social. Sin embargo, el vínculo comienza a cambiar con la aparición de Susan, la emocionalmente forzada novia de Tony, que sospecha de Barret y aborrece todo que él implica. Barret presenta a Vera, de quien dice es su hermana, para optar a un trabajo como criada del dueño de casa, pero resulta que en realidad Vera es su amante. Ambos comienzan un juego perverso de maquinaciones, que poco a poco van transformando sus papeles de una manera tan sutil como perversa, hasta reemplazar de hecho los de Tony y Susan.

(…)

TONY: Esta es la norma que debe recordar. Nada de agobios. BARRET: Me esforzaré en lograr su comodidad. TONY: Espléndido. Le espero mañana por la mañana. Buenas noches, Barret. BARRET: Buenas noches, señor.

La barreras sociales de clase son abolidas de la forma más escandalosa. La máxima «virtudes públicas, vicios privados» donde las apariencias se someten a las verdades morales. Amo y sirviente entran en un juego de sexo y engaño peligroso donde entran terceras personas. Donde nada ya está dentro del control anhelado y cualquier cosa podría ocurrir.

NOTAS DE LA DIRECTORA.

Una relación de poder donde cohabitan la ambigüedad, la sumisión y la manipulación. Una relación cargada de suspense emocional en la que la lucha moral y sexual se mezcla casi sin palabras, sibilinamente, con la lucha de clase. Una relación entre amo y sirviente, en la que el criado aniquila con perseverancia, ingenio y minuciosidad, las barreras sociales dinamitnado pacientemente los roles preestablecidos hasta controlar la voluntad de su amo. Una relación de dominación, de atracción, de dependencia y de emancipación. Mireia Gabilondo.

REPARTO; Sandra Escacena, Carles Francino, Lisi Linder, Eusebio Poncela y Pablo Rivero.

Nos vemos en los Teatros! BGD 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *