Si no te gustan las noticias, sal y crea algunas por tu cuenta. (Frase de despedida del programa del periodista Wes Nisker en la estación de radio KSAN en la década de los 1970)
Cool-tura

¿Quién es el Ángel Exterminador? ¿Podrás salir?

En el Teatro Español se representa una adaptación de la obra cinematográfica de Luis Buñuel, “El Ángel Exterminador”. Dirigida por Blanca Portillo versionada por Fernando Sansegundo es un homenaje al cineasta aragonés.

Poco importa los años que separan la producción cinematográfica de la obra teatral, el tema es de plena actualidad. ¿Quién es ese Ángel Exterminador? La sociedad, el ser humano. “Tanto monta, monta tanto” pues es el ser humano que hace la sociedad. En la película de Buñuel se refleja muy bien ésta diferencia de clase. Una clase con aires de ser mejor que el resto de los mortales, que necesitan aprender una lección, que no aprenderán nunca. Así en la obra teatral, vemos como los estamentos privilegiados aún estando en posición claramente desfavorable, creen poseer todavía el privilegio por la “gracia divina”.

La adversidad no es por tanto igual para todos, incluso en los momentos más difíciles del ser humano la diferencia de clase está ahí latente. Moriremos, si posiblemente, pero no será igual el sufrimiento del pobre que del rico. La muerte será la única que nos iguale, no antes y no se sabe después.

En la obra teatral, el punto de partida, hoy. La burguesía que sigue creyéndose ajena a los problemas de su entorno social, ayer como hoy no ha cambiado. Fernando Sansegundo al adaptar la obra de Buñuel, con un gran amor y respeto por el cineasta, explica que él diferencia entre argumento y guión, en este caso es el argumento modificado, los diálogos coinciden en algunos casos, en otros no. Ha modificado a los personajes y sus puntos de vista adaptándolos al siglo XXI. Existe un lenguaje interno y corporal. En escena los 14 personajes que siempre están presentes sin descanso, se manifiestan a través de su cuerpo, su silencio. Mientras los diálogos afloran verbal constamente entre ellos en diversos puntos del escenario. Todos los actores y actrices están en acción.

El proyecto (nada fácil de llevar a la escena teatral), se ha ido incubando durante dos meses. Durante este tiempo se ha investigado acerca del Universo Buñuel. Nos cuenta Blanca Portillo. -“Ha sido un lujo tener este tiempo de investigación previa” – añade; -“es una mirada individual sobre la historia, las mentiras contadas que son las que nos ha anclado como sociedad en los mismos estamentos”-

El Ángel Exterminador, va más allá de ser una mera denuncia de los privilegios de una burguesía. Nos pone en catarsis con lo más básico como seres, las pasiones, la ira, la rabia, el hambre, el dolor, la angustia, los celos. En escena se va degradando la élite hasta llegar a los más bajos instintos, el sexo, la voracidad, el individualismo. Somos esclavos de nuestras necesidades más básicas, las cuales, en momentos de escasez son incontrolables y hacen de nosotros verdaderos depredadores.

En los momentos adversos es cuando se ven los “verdaderos colores” del ser humano. Cuando va bien es fácil ser amable, educado, desinteresado, sólo cuando pasamos por momentos extremos y nuestra libertad está en peligro, así como la supervivencia, sólo ahí, en esos momentos es cuando afloran nuestras pasiones más escondidas, la ira, la rabia. Vemos todos estos sentimientos aparecer en los personajes de la obra que poco a poco, con la privación de la libertad y el hambre, comienzan a perderse dentro de sí mismos en su espacio externo. Emerge en ellos unos sentimientos que posiblemente no sabían que tenían. El desertor, la víctima, el egoísta, el depredador, la consoladora, la luchadora, el agresivo, el necesitado, el asistente o ayudador… toda una coral de expresiones humanas.

Una visión surrealista, realista por tanto, según como miramos. La analogía de estar atrapados físicamente en un espacio, evoca nuestra cárcel interna llena de prejuicios, falsas creencias, limitaciones, etnocentrismo, clasismo y así un largo etcétera. Nos pasa a todos en la vida en general. -” Todos y yo misma estamos atrapados sin poder salir de algún sentimiento o situación”- Blanca Portillo.

Hasta la próxima 😉

BGD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *