Cultura. Noticias. Salud y Belleza. Historias reales y sueños. Relaciones. La vida es un cúmulo de decisiones que afectan a nuestra forma de ser y pensar.
Ópera

Òpera: “Only the Sounds Remains”. Escrita por Kaija Saariaho. Fechas: 23, 26, 29, 31 de Octubre y 5, 7, 9 Noviembre

El Teatro Real de Madrid presenta esta ópera contemporánea, dirigida artísticamente por Peter Sellars. Apuesta de vanguardia donde se une el arte, la danza, el canto y la música.

Peter Sellars y Kajia Saariaho

Estrenada por primera vez en Opera Forward Festival en De Nationale Opera & Ballet de Amsterdam el 15 de marzo de 2016. Ahora en Madrid. Con un reparto de lujo, además de la innovación inédita de instrumentos. Sin duda un estímulo para los sentidos. La ópera también puede ser vanguardia.

La ópera nos cuenta dos historias aparentemente separadas pero que, sin embargo, están juntas en simetría. Bebe de las fuentes del teatro japonés, donde lo simple es complejo y viceversa, las dos historias proceden del teatro noh japonés. De una belleza fantástica, un cóctel visual para todos los sentidos, va contando estas dos historias, del dolor, el amor, la muerte y la vida. La inquietud de traspasar al otro lado, pero el camino es inexorable, debemos cruzar. El trayecto podría ser más llevadero si nos acompaña el pensamiento de que más allá, encontramos a alguien amado que perdimos. La línea divisoria de lo físico y lo inmaterial o espiritual, se difumina, nos permite soñar con un viaje a la muerte quizá no tan dramático como esperamos.

La primera historia “Always Strong”, un joven guerrero y virtuoso de las artes, muere violentamente en una batalla. Elemento muy presente en el cine japonés, ese contraste entre la oscuridad y la luz (recordad las películas de Kurosawa). El joven al morir tan de repente, vuelve a nuestro mundo como un fantasma.

La segunda historia, “Feather Mantle”, un pescador que sale de su casa con amigos, encuentra una capa de plumas colgando de la rama de un pino. Es el manto de un ángel, quien pide que se lo devuelva. El pescador duda, pero al ver el lamento del ángel decide devolversela con una condición. Quiere contemplar una de las danzas celestiales del ángel, éste dice que para ello, debe tener su capa. Así pues, el pescador se la da y el ángel cumple con su trato.

La ópera de Saariaho desarma, seduce, hipnotiza, invita a una experiencia contemplativa con la que sintoniza completamente Peter Sellars y su voluntad de reivindicar el teatro y la música como un ritual, en este caso con la colaboración de la pintora etíope afincada en Nueva York Julie Mehretu, capaz de crear una escenografía translúcida que produce un efecto mágico cuando entra en contacto con la luz. Fiel al espíritu de Artaud, para Sellars el teatro es un ritual del cuerpo y el espíritu que debe de reencontrar su dimensión sagrada, metafísica. La compositora, la escenógrafa y el director de escena proponen una singular fusión reflexiva de poesía, plástica y música instimista a la que contribuye el refinamiento tímbrico, la sutil instrumentación, la tensión interior, la dulce y la melancólica escritura para las voces de la partitura de Saariaho, que es una auténtica obra maestra.

Joan Matabosch es director artístico del Teatro Real

Esta ópera es también en sentido musical ideal para acercar este gran arte a los más jóvenes. Tiene elementos de electrónica, los instrumentos que se han creado para esta ópera son increíbles. Los sonidos paracieran que provenieran del más allá, crean una atmósfera mística. Junto con la espectacular escenografía, como hemos ya comentado, auna la pintura y la danza. Es un todo en su parte y su parte de un todo. Han experimentado nuevos sonidos con la flauta, arriesgando para ganar. La ópera tiene en escena, un cuarteto vocal, dos cantantes, una bailarina, siete instrumentos. Se escenifica lo oscuro, la luz y la armonía con la naturaleza de llamamiento a los espíritus.

El conocido como “castrati” por su voz de soprano, Phillipe Jaroussky, nos cuenta como su voz ha cambiado a lo largo de los años, pues la voz es un instrumento inseparable del cuerpo humano. Aquí le podemos escuchar como contra tenor. Jaroussky nos decía que para él este registro está muy bien, se siente muy cómodo. También decía que esta ópera ha llegado en un momento muy importante para él, en el sentido de evolución y de hacer de la ópera tan estricta, en ocasiones, un repertorio muy humano e íntimo como lo es “Only the Sound Remains”.

FICHA ARTÍSTICA

  • Dirección musical: Ivor Bolton
  • Dirección de escena: Peter Sellars
  • Escenografía: Julie Mehretu
  • Figurines: Robby Duiveman
  • Iluminación: James F. Ingalls
  • Diseño de sonido: Christophe Lebreton

 

  • Espíritu de un joven, Ángel: Philippe Jaroussky

  • Monje, pescador: Davone Tines

  • Bailarina: Nora Kimball-Mentzos

  • Cuarteto vocal: Theatre of Voices (Else Torp, Iris Oja, Paul Bentley-Angell, Steffen Bruun)

  • Cuarteto de cuerda: Meta4 Quartet (Antti Tikkanen, Minna Pensola, Atte Kilpeläinen, Tomas Djupsjöbacka)

  • Percusión: Heikki Parviainen

  • Kantele: Eija Kankaanranta

  • Flauta: Camila Hoitenga

  • Sonido: Timo Kurkikangas

  • Ingeniero de Sonido: David Poissonnier

Hasta pronto! 😉 ópera para todos. Muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *