La Cultura es un bien imperecedero y muy valioso. Posicionar el interés por la cultura al nivel del fútbol.
Cool-tura

La Zaranda. “Ahora todo es noche”; teatro verdad, poética brutal y estilo inconfundible

La Zaranda Teatro Inestable de Ninguna Parte. Presenta su nuevo montaje: “Ahora todo es noche”. Autor Eusebio Calonge quien además está en la iluminación, lo dirige y se encarga del espacio escénico Paco de La Zaranda, en la producción artística Eduardo Martínez.

Reparto; Gaspar Campuzano, Enrique Bustos y Francisco Sánchez.

Son cuarenta años que La Zaranda nos asombra con sus montajes, llenos de una poética brutal, que no dejan indiferente. Con perspicacia y gran sentido filosófico nos adentran en temas sociales, como es este último montaje; “Ahora todo es noche”. Reciben el Premio Nacional de Teatro en 2010. Han trotado el mundo con diversas obras y espéctaculos con una acogida extraordinaria siempre del público. Pero más allá de hablar de sus éxitos ya sabidos a los que les conocen, y que están accesibles online, para aquellos que no hayan tenido aún el placer. Nos gustaría hablar de esta obra teatral que se puede ver en el Teatro Español hasta el 29 de Abril.

Nadie escapa al destino, aunque éste ni siquiera esté presente en nuestra vida, al final, nos da de golpe. “Te puede pasar a ti”. Los invisibles, los que nos rodean cada vez con mayor número en las calles de nuestra ciudad, a los que ignoramos, a los que negamos la mirada,  todos ellos podríamos ser un día nosotros. Pero, nunca se piensa que “te pueda pasar a ti”, ¡hasta que te pasa!. Nadie estamos libres de un revés del destino que nos deje con lo puesto. Ésta es la reflexión principal de la obra, en la que tres vagabundos luchan con la calle, el hambre, el frío, la lluvia y contra sí mismos.

Recuerdan a los personajes beckettianos, con la única arma que la compañía indeseable pero necesaria del uno con el otro y imaginación llena de esperanza vacua. Se hablan entre ellos en una especie de código loco y lleno de significado. Con una aceptación aplastante de la situación sortean todo tipo de obstáculos para símplemente dormir bajo un techo. Un cartón es un bien muy preciado. Y los objetos no tienen un dueño específico, sino que pertecenen a quien los tienen en un momento determinado. La basura que tiramos llena de recuerdos, o de olvidos, para ellos es un tesoro con el que forjar un futuro imaginario muy real. Traman mil estrategias para salir de la calle, salir de ahí afuera, contradicción brutal llena de sentido.

Los tres personajes, el optimista, el agorero, el atrapado. Se escuchan y se dicen mentiras y verdades, con un ritmo a veces frenético, donde en momentos la razón les juega una mala pasada, dándose cuenta más allá de la imaginación, enfrentándose cara a cara con la crudeza de lo real y quizá la muerte. De repente, ríes pero por dentro lloras, por que el teatro que es real, te avisa que la realidad también es teatro. No puedes por menos que sentir un pinchacito en el corazón recordando todas aquellas personas con las te has cruzado hoy en la calle, sin apenas mirarlas, que anonimas sufren un revés de la vida que igual no sea su culpa, por mucho que nos lo quieran vender así. La fobia al pobre se fomenta en esta sociedad como si fuera una elección. ¡Y no lo es! Por lo tanto esta obra que está del lado del pobre, del lado de la serendipia, te puede pasar a ti. Una día tienes tu casa, tu trabajo, tu familia, PUM, luego otro lo pierdes todo. Ha pasado, pasa, y sigue pasando.

No crean que dejan de luchar, al contrario, se revelan contra su destino plantándole cara y ajustando las cuentas. Mañana ya tendré más suerte, mañana todo puede otra vez girar hacia mi lado, la balanza del destino se ríe un poco de nosotros y nos pone pruebas que debamos superar y si fallamos y nos rendimos, el destino habrá ganado a la voluntad. Los que saben que ocurre, incluso lo fomentan, lo propician y no hacen nada tendrán un día que pagar también a su propio destino con la moneda de la muerte. La muerte que será amiga de todos, la única que no distingue y a todos nos trata por igual.

La pantomima de la vida es teatro real.

 

BGD

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *