Ópera

Giovanna D´Arco y Plácido Domingo en el Teatro Real

«Giovanna d´Arco» Ópera en concierto de Verdi, en el Teatro Real con la voz de Plácido Domingo en el papel de Giacomo.

Con la soprano Carmen Giannattasio (Giovanna), el tenor Michael Fabiano (Carlos VII), Plácido Domingo (Giacomo), el tenor Moisés Marín (Delil), el barítono Fernando Radó (Taldot) yel Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, bajo la dirección de James Conlon.

Los días 14, 17 y 20 de julio a las 20.00 horas, alternando con la ópera también de Verdi, «Il Trovatore». No os quedéis sin ver esta ópera concierto con el gran Plácido Domingo, junto a un reparto de lujo (arriba indicado). Es una abrir boca para la próxima temporada del Real 2019/2020, que contará con el gran Plácido Domingo en otra ópera del inigualable Giuseppe Verdi con «La Traviatta».

Plácido Domingo interpretará en el Real su tercer papel de barítono verdiano, después de Francesco Foscari (I due Foscari, 2016) y Macbeth (Macbeth, 2017). Actuará junto con la soprano Carmen Giannattasio -que debutará en el Teatro Real- y el tenor Michael Fabiano, que actuó en Cyrano de Bergerac (2012) e I due Foscari.

Las sorpresas de esta versión de la hoy Santa Juana de Arco, en la versión operística son muchas pero la más importante es su final. Curiosamente el final de Juana en la ópera de Verdi no es la hoguera, ni tampoco es la iglesia la responsable, sino su propio padre. El porqué de este cambio lo encontramos en su contexto temporal y en la censura entonces. Así pues, en aquel momento era menos censurable el hecho que la matara su propio padre a que fuera la iglesia implicada. Un aliciente más para los escritores e historiadores de estudiar la vida de Juana de Arco. En este caso el libreto de la ópera de Verdi está escrito por Temistocle Solera, quien también escribió otros textos de otras ópera verdianas. Solera además gestionó artísticamente el Teatro Real de Madrid. No se pierdan su biografía que también merece la pena saber de este aventurero, poeta y compositor.

En su libreto, Temistocle Solera dignifica la muerte de la heroína, que es asesinada en el campo de batalla, y libera a la iglesia del dedo acusador de la Inquisición, convirtiendo al padre de la protagonista en el gran impulsor de su tragedia.  Esta preponderancia de la figura paterna en la ópera, cuyo personaje, Giacomo, interpretado por Plácido Domingo, experimenta a lo largo del drama una profunda transformación interior, da lugar a algunas de las más bellas páginas de la partitura, que presagian ya los grandes y complejos ‘padres’ creados por Verdi a lo largo de su carrera: Rigoletto, Giorgio Germont, Amonasro, Simon Boccanegra, Felipe II, etc.

Estrenada con éxito en el Teatro alla Scala de Milán en 1845, la ópera está compuesta por un prólogo y tres actos, en los que se articulan los números tradicionales –arias, dúos, tercetos, romanzas, cabalettas- articulados de manera contrastante y con una gran participación del coro, dividido muchas veces en dos y tres grupos que actúan simultáneamente.

Con Giovanna d’Arco Giuseppe Verdi se encuentra todavía en una encrucijada entre la utilización de los convencionalismos estructurales, estilísticos y argumentales que imperaban en la pujante creación operística italiana a mediados del siglo XIX, y la búsqueda y exploración de nuevos caminos que florecerían en obras posteriores.

Con la presentación de esta ópera se incorpora un nuevo título del catálogo verdiano al repertorio del Teatro Real, haciendo justicia a uno de los compositores más queridos por el público de Madrid a lo largo de los 200 años de su historia.

😉 Nos vemos en los Teatros… BGD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *