Si no te gustan las noticias, sal y crea algunas por tu cuenta. (Frase de despedida del programa del periodista Wes Nisker en la estación de radio KSAN en la década de los 1970)
Boom!

¿ES EL FEMINISMO UNA CAUSA SOLO FEMENINA?

El Teatro Español organiza una charla de un tema candente; “la invisibilidad de la mujer”. La primera mesa debate que cuenta con la participación de mujeres y hombres de diversos medios de comunicación.

En BGD nos gusta y mucho que haya iniciativas como ésta. Mesa debate, charla, reunión, lo que sea con tal de comunicarnos y hablar sobre temas que nos afectan a todos y a todas. ¿Es el feminismo una causa únicamente de las mujeres? La respuesta contundente es; NO! En la mesa debate asisten; Cristina Almeida, María Guerra, Ana Alcalde, Asunción Bernández, Antoniette Torres Soler, Jon Sistiaga y Miguel Lázaro. Via conferencia (skype) además participan; Colectivo Dones i Cultura y Barbijaputa (en voz). Como moderadora del debate Rosa Mª Mateo.

El título tema del debate, la invisibilidad de las mujeres es un título es curioso y polémico. Curioso por que una de las invitadas elije ser invisible. Polémico por que asistentes al debate con enfrentados puntos de vista dado que se hablaba precisamente de la invisibilidad, no les pareció bien el gesto de no “dar la cara”, además por que ha puesto de manifiesto que aún no nos encontramos en las zonas comunes sino más bien enfocamos en lo que no estamos deacuerdo.

Tengo una amiga noruega que ama España y viene a menudo, cada vez que viene dice; “en España se habla mucho de feminismo”. Me pregunto; “¿y en Noruega no?” pues no tanto, parece que ya es un tema superado. Y no, no lo es. Quizá es por que allí se ha hablado ya mucho durante muchas décadas. En España aún no salimos de ciertos  paradigmas del “y tú más” nos parace complicado seguir avanzando. Sin embargo, está muy bien que en España se hable mucho de feminismo, aunque no siempre se haga acertadamente.  La palabra “feminismo” es multívoca, para algunos es la antítesis de “machismo”, para otros es un colectivo que quiere eliminar el poderío del patriarcado, otros se imaginan que una mujer feminista es aquella de pelo corto, sin maquillar que viste un tanto masculina e igual incluso es lesbiana. En fin, hay seguramente múltiples formas de entender el feminismo. Pero no todos pueden ser correctos. Sólo hay un significado, pero sí que existen muchas personas que lo entienden a su forma. Lo fundamental es dar el mensaje efectivo del término.

En la mesa de debate, hubo muchos desencuentros, como ya decíamos. El que no haya un significado unívoco de feminismo no ayuda a ponerse de acuerdo. Lo más curioso a destacar y para nosotros relevante fue, que siendo un tema de invisibilidad de las mujeres, hubo mujeres invisibles. Además hubo mujeres que criticaron esta postura. “No dar la cara es de cobardes”. Hay un artículo del periodico digital El Español que curiosamente enfoca más en la persona invisible a modo crítico (Barbijaputa) que en el tema en sí del debate. De hecho el artículo se titula: “Barbijaputa da una charla sobre la visibilización de la mujer (con la cara tapada)”.

La invisible entonces; ¿No ha tenido al final más visibilidad? el morbo de saber quien se esconde detrás del pseunómino Barbijaputa era más fuerte que la importancia del debate. Igual algunas o algunos vieron sus curiosidades frustradas. ¿Y qué mas da? Es libre de cada cual dar la cara o no. A veces hay que ser invisible para tener más visibilidad. En una canción de Pedro Guerra sobre Chiapas versa así: “Para que nos vieran, nos tapamos el rostro, para que nos nombraran, nos negamos el nombre, y para vivir, morimos”. El anonimato es y ha sido una herramienta útil también para luchar en una causa. Es de agradecer y respetar que haya alguien que defienda sus ideas, aunque sea detrás de una máscara.

También se habló de la brecha salarial, del reparto de las tareas domésticas, del acoso sexual, etc… los temas que están sobre los tableros de las noticias diariamente. A pesar de todo ello, seguía habiendo desencuentros más que encuentros en las opiniones. Destacar también, a Antoniette fundadora de Afroféminas que llevaba la causa o debate hacia una tierra desconocida. El racismo y el feminismo. Tenemos todavía que aprehender a escuchar, no nos escuchamos. Es ésta la sensación que tuvimos observando la charla. Decíamos arriba que feminismo no es sólo que los hombres planchen (eso debe de estar superado). Desde aquí humildemente apelamos que esto ya no quede en meros gestos simbólicos.

Hay feminismos solapados con otras variables, mujeres de raza negra, mujeres árabes tienen un camino diferente, no por ello, el fin es distinto. IGUALDAD. Entre los asistentes, en silencio y escuchando había una mujer de un país de Oriente Medio, cuando Barbijaputa decía que tenía miedo a dar la cara por las represalias y amenazas que había recibido a través de las redes sociales, mi acompañante de este país, reía (risa nerviosa no de mofa). A pesar de que Babijaputa decía que en realidad sabía o sentía que en la calle nadie se atrevería a hacerle nada de lo que postulaban en las redes sociales, (por cierto también desde el anonimato), prefería no dar la cara por sus motivos personales. Cuando salimos del Teatro le pregunté a mi amiga (por respeto no doy su nombre, ni siquiera ella sabe que la estoy mencionando y además no es una persona pública) porqué se reía cuando Barbijaputa dijo que tenía miedo. Y me contesto; “En mi país por sólo decir que eres feminista, te meten en la cárcel”. Con todo ello lo que queremos decir es que, las causas feministas van hacia una misma dirección o meta, pero no necesariamente parten de un mismo lugar.

La igualdad es otro concepto malentendido, pues piensan en términos meramente cualitativos, incluso biológicos. La “envidia de pene” que diría Freud. ¡Error!! feminismo es sinómino de igualdad en términos cuantitativos además de en derechos y deberes legales. Igual trabajo, igual salario, igual capacidad, igual recompensa, igualdad en las oportunidades. El problema es estructural, educacional y social. Si ve el feminismo como revolución, tiene que ser desde abajo. Siempre toma más tiempo pero es más seguro y estable a largo plazo. Tenemos que superar los tópicos que cuando un niño quiere jugar con una muñeca no se le catalogue como “posible homosexual” o débil, pues está demostrado que no es así. Además de que se le está dando el valor de jugar con una muñeca como algo “femenino”. Lo mismo para el hecho contrario, una niña que quiere juegar con un coche de juguete, o construir algo etc… ¿por qué se atribuye esto a lo masculino? ¿quién estableció (no sé cuando) este parámatro? Aceptar de lo mero establecido sin pensar, no es muy inteligente. La Igualdad seguro reportará en un futuro muchos beneficios a la sociedad y a los seres humanos.

Hasta la próxima 😉

BGD

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *